Sol y calor: Protege a tu amiguito este verano

Tiempo de lectura: 2 minutos

El verano es una de las estaciones del año que incide más en la piel de nuestras mascotas, pues los rayos solares y el calor pueden afectar a su salud dérmica, de modo que debemos protegerlos. En este artículo os mostramos algunos consejos para ayudar a nuestras mascotas a disfrutar de este verano, pero siempre con protección.

¿Qué animales están más expuestos al sol?

Es importante prevenir la exposición solar de todos los animales. No obstante, debemos tener un especial cuidado con perros y gatos que cumplen y/o tienen las siguientes características:

  • Con pelo blanco
  • Cachorros con menor densidad de pelaje
  • Con problemas dermatológicos
  • En zonas de la piel desprovistas de pelo o pigmentación como la zona abdominal, nasal, párpados y orejas
  • En zonas de la piel irritadas
  • En caso de seguir un tratamiento
  • Con enfermedades dermatológicas
  • Con lesiones de la piel como enrojecimiento, úlceras y costras

TIPS BÁSICOS

1. Cuidado con los paseos

Debemos evitar los paseos en horarios de mayor riesgo de exposición al sol, pues los rayos ultravioletas entre las 12 y las 16 horas pueden ser más agresivos para la piel de nuestras mascotas. Además, puedes optar por utilizar protectores solares, específicos para mascotas, con factor o filtro 30 SPF o superior para proteger a tu amiguito. Otro aspecto importante es evitar el ejercicio físico intenso, pues el calor puede afectar a su rendimiento y un sobreesfuerzo puede debilitar a tu peludito.

2. Busca un refugio

En verano es normal que nuestras mascotas pasen más tiempo en el exterior, como en patios, jardines o terrazas. Sin embargo, es importante ofrecerle zonas de refugio que le permitan protegerse del sol en todo momento del día. Asegúrate que es un espacio con sombra y fresquito para que tu peludito pueda sentirse lo más a gusto posible.

3. ¡No a los cortes de pelo!

No rapes a tu mascota ni dejes su delicada piel expuesta al sol. Una de las primeras cosas que solemos hacer con la llegada del verano es rapar a nuestros peluditos “para que estén más fresquitos” y es un error, ya que, al fin y al cabo, su pelaje les protege tanto del frío como del calor. Además, también les protege la piel de los rayos ultravioletas y bloquea la luz solar para evitar quemaduras en ella. Así que, mantén el pelaje en óptimas condiciones con cepillados frecuentes para eliminar el pelo muerto y para que la piel esté oxigenada.

4. Agua fresca en todo momento

Asegúrate que tu amiguito tenga siempre a disposición agua fresca para que pueda hidratarse constantemente y refrescarse cuando lo necesite.

5. No dejes nunca a tu amiguito dentro del coche

Es muy peligroso dejar a nuestras mascotas dentro de un vehículo en verano. La temperatura de un coche cerrado sube de grados muy rápidamente y puede incluso duplicarse. Es un riesgo innecesario y muy peligroso que debemos evitar siempre que podamos.

¿Cómo detectar una sobreexposición solar?

Las mascotas regulan su temperatura corporal a través del jadeo y los cojinetes de las patas, de modo que, si observas alteraciones en las almohadillas o jadeo excesivo, puede ser indicador de necesidad de bajar su temperatura. Asegúrate de ofrecerle siempre agua fresca y evita la exposición al calor. Si ves cambios en el comportamiento de tu mascota, acude de inmediato a tu veterinario de confianza.

¡Te animamos a que descubras nuestra gama de productos para el cuidado de la salud dérmica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba