Problemas digestivos de las mascotas: Causas y tratamientos

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los problemas digestivos son una de las patologías más frecuentes que nuestros amiguitos pueden padecer a lo largo de su vida. Muchos perros o gatos sufren alteraciones gastrointestinales relacionadas con la dieta o con otros factores como parásitos, infecciones, ansiedad, etc. Dichos problemas pueden ser fáciles de detectar y tratar, pero algunos otros pueden derivar a complicaciones. En este artículo te contamos cuales son los principales síntomas, causas y tratamientos para ayudar a tu peludito.

Síntomas

Es importante que prestes atención al comportamiento de tu peludo. Si identificas que tu mascota muestra alguno de los siguientes síntomas, es posible que esté padeciendo algún problema digestivo y será muy importante que acudas inmediatamente a tu profesional veterinario. Así pues, los síntomas más comunes y frecuentes que indican problemas digestivos son:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Exceso de flatulencias
  • Pérdida de apetito
  • Estreñimiento
  • Dolor abdominal
  • Deshidratación
  • Sangrado en las heces
  • Cambios de humor
  • Dificultad para tragar

Causas

Son muchas las causas que pueden provocar problemas digestivos en nuestra mascota, pero las principales son:

  • Ingesta de alimentos prohibidos o tóxicos, como, por ejemplo, chocolate, aguacate, leche, cebolla, etc.
  • Cambios abruptos en la dieta
  • Ingesta de cuerpos extraños, como, por ejemplo, trozos de plástico, papeles, troncos, etc.
  • Agentes infecciosos como bacterias, virus, hongos y parásitos
  • Intolerancias alimentarias y alergias
  • Medicamentos
  • Comer en exceso

Para ello, debes consultar a tu veterinario para que sea él quien determine cuál es la causa principal del problema digestivo de tu mascota.

¿Cuáles son los más comunes?

1. Gastritis

La gastritis es una de las patologías digestivas más comunes y está causada por una inflamación de la mucosa gástrica. El principal síntoma que puede mostrar nuestro peludo son vómitos, acompañado de diarrea, exceso de flatulencias, pérdida de apetito, estreñimiento, dificultades al defecar, dolor abdominal o deshidratación. Existen dos tipos de gastritis, la aguda, que se produce de forma rápida y tiene una duración corta; y la gastritis crónica, que aparece de una manera más gradual y lenta y se prolonga en el tiempo.

2.Gastroenteritis

Como sucede en la gastritis, la gastroenteritis se produce por una inflamación causada por una infección del tracto digestivo, normalmente en el estómago y los intestinos, y puede provocar vómitos y diarreas, principalmente. Las causas de la aparición de la gastroenteritis pueden ser la ingesta de comida en mal estado, ingesta de alimentos prohibidos o tóxicos, objetos extraños, parásitos, etc.

3. Colitis

Consiste en una inflamación del colon, que es la parte final y más larga del intestino grueso que conecta con el ano y se encarga de la extracción de agua y otros alimentos. Uno de los principales síntomas que aparece con la colitis son las diarreas acuosas con sangrado. También puede darse la colitis aguda, que aparece de forma abrupta y no se prolonga en el tiempo; o la colitis crónica que tiende a durar más y aparece con más frecuencia. Entre sus causas podemos encontrar infecciones por parásitos y bacterias, intoxicaciones, alimentos en mal estado, cuerpos extraños, y alergias alimentarias, entre otros.

Tratamiento

Como hemos mencionado anteriormente, el primer paso que debes hacer si detectas que tu mascota presenta alguna alteración digestiva es acudir a tu veterinario para que determine que patología padece y cuál es el tratamiento adecuado. Ahora bien, si quieres ayudar y prevenir los trastornos digestivos de tu peludo, puedes ofrecerle una alimentación de calidad y equilibrada adaptada a él, de ese modo te asegurarás de que tu amiguito obtiene el equilibrio de nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del sistema digestivo. Por otro lado, también debes prestar atención a tu mascota para que no ingiera alimentos o cuerpos extraños que puedan dañar su salud.

Por último, optar por alimentos complementarios también puede ser una solución siempre y cuando lo consultes con tu veterinario y te indique cuál es la mejor alternativa.

¡Anímate a descubrir todos nuestros productos de salud digestiva!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba