Perros y gatos: la importancia de mantener una buena salud ocular

Tiempo de lectura: 2 minutos

La visión de nuestros peluditos es una de sus formas de orientación, sobre todo de noche. Existen razas que tiene una mayor sensibilidad ocular y son más propensas a padecer problemas de visión. ¿Sabías que el campo de visión de los perros es mayor que el de los gatos? Los gatos tienen una visión de 200º, en cambio los perros llegan hasta los 250º.

¿Por qué debemos mantener una higiene ocular?

Los ojos pueden infectarse con pequeñas motas de polvo, arena… ya sea en los paseos o en tu propio jardín, sobre todo si se trata de perros y gatos que pasan la mayor parte del tiempo fuera de casa. Es muy importante que desde que son pequeños les acostumbremos a llevar una rutina de limpieza regularmente, de esta forma protegemos el ojo y lo mantenemos libre de infecciones.

Hay que estar atento a cualquier señal que nuestros peludos nos puedan dar de infección. ¿Qué problemas puede conllevar no mantener una buena higiene ocular?

  • Conjuntivitis. La membrana conjuntiva se inflama y se pone roja. Esta patología suele ser más frecuente en gatos pequeños. Generalmente, el animalito mantendrá su ojo cerrado debido a la molestia.
  • Queratitis infecciosa, produce una inflamación en la córnea del ojo. Generalmente se produce por la infección de una herida en los alrededores del ojo.
  • Ojo seco, sobre todo en razas específicas. Se produce cuando la lágrima es escasa, de mala calidad o no se reparte correctamente por todo el ojo. Si tu animalito es propenso a ojos secos te recomendamos una solución hidratante a base hialuronato sódico y con ingredientes como agua destilada de Aloe Vera y agua destilada de Centella asiática.

¿Cuáles son las señales de una infección?

  • Debemos fijarnos en los ojos de nuestro animalito. ¿Son brillantes y claros? Entonces, es muy probable que estén bien.
  • Las legañas deben tener una tonalidad clara, si son muy mucosas y verdes sus ojos podrían padecer una infección.
  • Secreción en un ojo o ambos de tonalidad amarilla o verde.
  • Ojos rojos e irritados.

Si encuentras que tu peludo muestra alguna de estos signos acude al veterinario para asegurarte de que se trata de una infección.

¿Qué razas son más propensas?

Debido a la fisionomía de algunas razas, pueden padecer problemas oculares con mucha más facilidad. Los perros braquicéfalos (Bulldogs, Carlinos, Boston Terriers…) tienen una forma del cráneo que hace que resalten sus ojos, este hecho les puede hacer más propensos a tener los ojos secos.

Si hablamos de razas de gato, los persas son los más sensibles a patologías en los ojos. El caso es bastante similar a los perros braquicéfalos, la forma de su ojo los predispone a tenerlos secos. Además, su conducto lagrimal les fuerza a que tengan los ojos llorosos continuamente y, en consecuencia, puedan padecer conjuntivitis o patologías en las zonas cercanas al ojo.

¿Cómo puedo mejorar la salud ocular de mi peludo?

Como hemos mencionado anteriormente, es imprescindible tener una rutina de limpieza ocular. Para ello recomendamos una solución a base de N-Acetil-Carnosina y con ingredientes como extracto de vaccinium myrtillus y sulfato de condroitina para poder realizar la limpieza sin irritación. Además, debemos estar atentos a cualquier señal que nuestro peludo nos pueda dar que incida a problemas como los mencionados.

¡Te animamos a que descubras nuestra gama de productos para el cuidado de la salud ocular!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba