Pharmadiet Veterinaria: Perros senior: Cómo ayudarles en el envejecimiento

Perros senior: Cómo ayudarles en el envejecimiento

Al igual que los humanos, los perros también envejecen. Pero ¿Cuándo empiezan a considerarse ‘mayores’ o a catalogarse como perros senior? Esta etapa empieza a la edad de los 7-9 años en perros de raza mediana o grande y entre los 9 y 11 años en perros de raza pequeña.

Para nuestra mascota será una nueva fase repleta de cambios, por lo que necesitarán una mayor atención y un correcto seguimiento por parte de nuestro veterinario de confianza. En un perro senior pueden empezar a aparecer algunos problemas de salud, por ese motivo, detectarlos a tiempo y darles importancia es vital para que tu peludo pueda disfrutar de esta nueva etapa de la mejor manera posible.

Principales signos de envejecimiento

Como hemos comentado, nuestras mascotas experimentarán una serie de cambios tanto a nivel físico como comportamental. Estos nos alertarán de que nuestro perro va haciéndose mayor. ¡Pero no hay que preocuparse! Es una transición completamente natural y solo debemos acondicionarnos a ello.  Los principales signos son:

  • Problemas de sobrepeso: durante el proceso de madurez el metabolismo de nuestra mascota se verá afectado, favoreciendo la acumulación de tejido graso y, por lo tanto, a padecer obesidad.
  • Disminución de la energía: nuestro perro mostrará menos agilidad y vitalidad en sus movimientos, por lo que, reaccionará de una manera más lenta ante cualquier estímulo.
  • Cambios en las rutinas de sueño: así como en la conciliación del sueño. Tu peludo estará algo más cansado de lo habitual y necesitará algunas horas extras para poder descansar.
  • Pelo y piel: al entrar en esta nueva etapa, empezarán a salir los primeros pelos blancos alrededor de los ojos y del morro. Hay que destacar también la pérdida de pelaje y de brillo.
  • Pérdida de visión y audición: nuestros peludos pueden llegar a sufrir sordera vinculada a su avanzada edad, llamada presbiacusia, que normalmente empieza a manifestarse durante el último tercio de vida.  En una primera fase, el perro pierde la capacidad para detectar frecuencias elevadas, pero puede llegar a desarrollar una sordera completa cuantos más años cumpla. En el caso de la visión, el escenario es muy similar.

Cuidados para ayudar a retrasar el envejecimiento

Para poder ayudarles en esta etapa de envejecimiento, es esencial prestarles una serie de atenciones, como, por ejemplo: realizar ejercicio físico, acudir periódicamente a un profesional, acomodar el hogar a sus necesidades y mantener una correcta alimentación con los nutrientes esenciales en esta fase:

  • Ejercicio físico: a pesar de su disminución de energía, debemos asegurarnos de que nuestra mascota realiza algún tipo de ejercicio físico, por ello, deberemos adaptar los paseos a su nueva condición, realizando paseos más cortos y lentos, y en horas de menos calor. También podemos comprar algún juguete que le permita moverse estando en casa y así activar su cerebro.
  • Visitas al veterinario: como hemos comentado anteriormente, al entrar en esta nueva fase, es esencial estar acompañado de nuestro veterinario, debido a la interrelación existente entre proporcionar a nuestra mascota una correcta alimentación y una buena salud. Por ello, recomendamos realizar visitas regulares al veterinario para que nos permita revisar la evolución de esta nueva condición y su estado de salud.
  • Acomodar nuestra casa a sus exigencias: debemos procurar que nuestro hogar sea lo más práctico posible, es decir, que nuestro perro no tenga que subir muchas escaleras para poder dormir o comer. De esta forma estaremos previniendo posibles golpes en sus articulaciones o sobresfuerzos. Asimismo, es muy importante que tenga una cama cómoda donde dormir, pudiendo relajarse y descansar durante todo el día.
  • Alimentación: es muy importante adaptar la alimentación de nuestras mascotas en cada etapa de su vida. Llegada la etapa senior, debemos hacer algunos cambios en su dieta para asegurarle un buen estado de salud.

Manteniendo una correcta alimentación podremos ayudarle a afrontar el envejecimiento y sus cambios más comunes. Así, deberemos tener en cuenta que su dieta sea rica en minerales y sustancias que contribuyan al mantenimiento del sistema cognitivo de nuestro mejor amigo. También será importante que siga los siguientes factores:

  • Altos niveles de antioxidantes
  • Reducción de los niveles de fósforo
  • Proteína suficiente y de calidad
  • Nivel de energía adaptada a las necesidades de un senior

Tenemos que entender que al entrar en esta nueva etapa nuestro perro pueda experimentar algunos cambios en su actitud, energía, forma física… Pero prestarle la atención necesaria y aportarle el mismo cariño de siempre es clave para asegurarle una buena y feliz calidad de vida.

¡Te animamos a que conozcas nuestra gama de productos de salud comportamental y cognitiva!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba