Nutrientes clave para garantizar unas defensas en plena forma

Con la llegada del otoño y sus bajas temperaturas, también se pueden ver afectadas las defensas de perros y gatos. Como consecuencia, su sistema inmune se debilita y queda más expuesto a ciertas alteraciones.

Es por ello por lo que una de las prioridades de este cambio de estación es garantizar que su sistema inmune esté activo y en las mejores condiciones posibles. Como sabéis, el sistema inmune se encarga de proteger al organismo frente a agentes externos que lo puedan alterar (virus, parásitos, etc), por lo que no tener unas defensas al 100% puede favorecer que éste se vea atacado y debilitado.

Para evitar que esto ocurra, o que si ocurre afecte lo menos posible, debemos brindar una buena alimentación a base de una dieta equilibrada, que cuente con los nutrientes claves para poder mantenerles en buena forma. Pero ¿Cuáles son esos nutrientes?

Antes que nada, cada mascota es un mundo y por eso la proporción de cada nutriente irá en función de las condiciones fisiológicas (edad, sexo, tamaño…) de cada uno y, por supuesto, de las recomendaciones dadas por nuestro profesional veterinario.

Las proteínas son uno de los nutrientes más importantes dentro de la alimentación canina. Las podemos encontrar tanto en la carne como el pescado, además de en verduras y cereales. Son fuente de energía y, sobre todo, ayudan a mantener el sistema inmunitario de nuestras mascotas.

Siempre en cantidades adecuadas, debemos incluir grasas en su dieta ya que son los nutrientes que brindarán más energía a nuestro peludo. Los ácidos grasos polininsautrados suelen ser los más beneficiosos. De entre ellos destacaríamos los ácidos grasos Omega 3 y 6, pues además de ayudar a mantener el sistema inmunitario favoreciendo la producción de glóbulos blancos, ayudan a que su pelaje y piel estén en buenas condiciones.

En estaciones con cambios de tiempo, confía en las propiedades de la jalea real, un nutriente que ayudará a que nuestra mascota esté más activa con un sistema inmunitario mejor preparado.

Además, otros nutrientes como los Betaglucanos, las vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5, B6, B9 y B12), La Biotina, la Coenzima Q10 y el Selenio, pueden ayudar a favorecer el funcionamiento óptimo del sistema inmunitario.

Si tenemos en mente toda esta información, y además seguimos todas las revisiones anuales, podremos ayudar a garantizar el bienestar inmunológico de nuestra mascota. ¡Que el otoño y el invierno no nos pillen desprevenidos!

¡Te animamos a que descubras nuestra gama de productos de salud y defensas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba