¿Masajes para tu peludo? Sí, ellos también los necesitan

¿Alguna vez te has planteado darle un masaje a tu peludo? Al igual que las personas, ellos también lo necesitan de vez en cuando.

Dar un masaje a tu perro o gato puede tener diversos objetivos: la relajación muscular, el aumento de la flexibilidad, incrementar la circulación sanguínea, mejorar el estado de salud articular y el confort, mimarle y darle cariño mejorando vuestro vínculo afectivo … Por ello, en este post te facilitamos unos tips muy sencillos a tener en cuenta a la hora de darle masajes:

Pasos a seguir para un masaje de 10
  1. Asegúrate de que ambos os encontráis en un ambiente tranquilo y un espacio adecuado y relajado.
  2. Inicia el masaje haciéndole delicadas caricias para relajarle y tranquilizarle. Puedes utilizar las yemas de los dedos o toda la mano, y acariciar desde la trufa hasta su cuello para que se sienta cómodo.
  3. Con la yema de tus dedos, le puedes hacer pequeños círculos a los lados de la cara, sobre su cabeza y orejas.
  4. Masajea su cuello con movimientos circulares y suaves.
  5. Baja hasta sus hombros con el mismo movimiento circular y suave.
  6. Para masajear la espalda y la cadera, causa vibraciones en su cuerpo con pequeñas sacudidas.
  7. Masajea sus patas de arriba hacia abajo.
  8. Por último, acaricia la zona de su pecho.
¿Qué beneficios le aporta?

Dar masajes a tu mascota, además de ser un momento para la relajación, también puede aportar grandes beneficios como:

  • Una mejora de la circulación y prevención de enfermedades cardiovasculares.
  • Disminución del estrés y/o ayudar a tranquilizarla si suele ser nerviosa o ansiosa.
  • Detección de cualquier anomalía que puede tener en su cuerpo.
  • Alivio del dolor causado por enfermedades como artritis.
  • Desinflamación de bultos o áreas sensibilizadas.
  • Liberación de oxitocina, la hormona de la felicidad.
  • Fortalecimiento del vínculo con tu mascota.
¿Qué recomendaciones debo seguir para realizar masajes?

Para lograr que el masaje sea óptimo, te recomendamos:

  • Hacer el masaje en un momento tranquilo del día cuando ambos estéis relajados. 
  • Comenzar con una sesión diaria de cinco a diez minutos y aumentar el tiempo de masaje poco a poco. Es posible que a tu peludo no le guste al principio por falta de costumbre, observa si se siente cómodo e intenta que disfrute del momento.
  • Detente si no le gusta, el objetivo es que se sienta feliz y relajada, así que no fuerces nada que no le guste.
  • No le hagas masajes cuando tenga fiebre, heridas, fracturas, tumores, infecciones…
  • Si detectas un problema de salud a través de su reacción al tocar ciertos puntos, acude inmediatamente a tu veterinario.
  • No hagas movimientos bruscos, se trata de acariciare y mimarle.
  • Puedes aprovechar el momento del masaje para asearle sin molestar.

Tu peludito necesita cuidados y atención para mantenerse saludable y feliz. Aprovecha todos los momentos para pasar un buen rato con él, y ahora que sabes los beneficios que le aportan los masajes, recuerda incluirlos en vuestra rutina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba