Formación de cristales en animales: ¿Qué debes saber?

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los animales, al igual que las personas, pueden padecer problemas renales en cualquier momento de su vida, y como consecuencia la formación de cristales en la orina. Si estos cristales que se forman son de un tamaño muy grande puede llegar a ser doloroso y difícil de expulsar para nuestro peludito, e incluso algunos de estos cristales pueden acabar creando cálculos, más conocidos como piedras.  A continuación, te explicamos todo lo que debes saber para mantener la salud renal de tu mejor amigo:

¿Qué son los cristales urinarios?

Los cristales urinarios están formados por diferentes minerales que se acumulan en el organismo del animal, esta acumulación normalmente se da en los riñones, pero también puede formarse en la vejiga y la uretra.

Es muy importante tener en cuenta que la alimentación de nuestro peludo tiene un papel fundamental en el mantenimiento de una buena salud renal. Una dieta equilibrada puede prevenir y evitar excesos de minerales con tendencia a formar cristales o cálculos. Además, nuestra mascota debe hidratarse frecuentemente para eliminar los desechos a través de la orina, evitando que se acumulen en su organismo. Una correcta alimentación e hidratación pueden mitigar el dolor y la incomodidad de nuestros perros y también ayudar a posibles patologías.

Causas

La formación de cristales puede aparecer por diferentes causas. Entre las más habituales encontramos:

  • Predisposiciones genéticas o derivadas de la raza.
  • Estilo de vida.
  • Cistitis, infección de la vejiga provocada por bacterias.
  • Enfermedades de origen metabólico que provocan una mayor concentración de minerales en la orina y como consecuencia aumenta el riesgo de aparición de cristales.
  • Incorrecta alimentación, si tu mascota sigue una dieta rica en minerales, tendrá más posibilidades de padecer cristales en su orina.
  • Deshidratación.
  • Factores externos como infecciones bacterianas.
Síntomas

Gracias a una sintomatología específica podremos detectar si nuestra mascota puede tener cristales en la orina. Algunos de ellos son:

  • Dificultad en miccionar. Puede soltar gotas, expulsar un hilo de orina débil o no expulsar nada.
  • Dedicar más tiempo de lo habitual a orinar y realizarlo con mayor frecuencia.
  • Presentación de dolor abdominal y también durante la micción.
  • Presencia de sangre en la orina, ya que los cristales producen daños en la zona del tracto urinario.
  • Vómitos.
  • Cambios de humor.
  • No tener apetito.

Tratamiento

Una vez el veterinario ha diagnosticado cristales urinarios, determinará el tratamiento, algunas recomendaciones son:

  • Disolver los cristales mediante fármacos.
  • Seguir una alimentación específica formulada.
  • Incremento del consumo de agua.
  • Aumento de la actividad física.
  • Si los cristales derivan a la formación de cálculos y el animal no puede expulsarlos, será necesaria la intervención quirúrgica.

Los tres pasos clave para poder ayudar a nuestra mascota y contribuir en su bienestar son: un diagnóstico fiable y a tiempo, el seguimiento estricto de la recomendación de nuestro veterinario y la prevención. Los riñones, son órganos esenciales para el buen funcionamiento del organismo en nuestro peludo y merecen ser cuidados como tal.

¡Te animamos a que descubras nuestra gama de productos de ayuda para la salud renal!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba