Consejos para mantener una higiene saludable del oído de tu mascota

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los oídos de nuestros amiguitos son una de las partes más importantes de su cuerpo, ya que son los responsables de su extraordinaria capacidad auditiva y de su equilibro. Por este motivo, debemos prestarles especial atención y mantener un delicado cuidado.

¿Por qué es importante la higiene ótica?

Una correcta limpieza de oídos en perros y gatos forma parte de las rutinas de higiene básica que debemos tener en cuenta para la salud de nuestro peludito. Los oídos son esenciales para recibir estímulos y socializarse con el entorno, por esta razón, una correcta higiene puede ayudarnos a preservar la calidad de vida de nuestra mascota.

Para asegurar una perfecta higiene y evitar problemas derivados del exceso de cerumen y del crecimiento de bacterias, debemos realizar rutinas de limpieza ótica con frecuencia. De este modo, ayudaremos a evitar que la cera se endurezca en sus pabellones auditivos y controlaremos las alteraciones causadas por agentes externos.

¿Cómo se limpian los oídos de perros y gatos?

Limpiar los oídos de perros y gatos no es una rutina difícil, pero sí que debemos tener en cuenta que es una zona delicada y es importante realizar movimientos suaves.

A continuación, te dejamos algunos consejos y pasos para seguir:

  1. Es recomendable realizar la rutina en un lugar luminoso, limpio y tranquilo para que tu mascota se encuentre lo más cómoda posible.
  2. Limpia la parte exterior de la oreja con una gasa o toalla humedecida realizando movimientos suaves.
  3. Escoge el limpiador ótico perfecto y procede a limpiar el interior de la oreja con la ayuda de una gasa esterilizada.
  4. Masajea suavemente la oreja de tu mascota con la ayuda de la gasa para que el producto se distribuya en el conducto auditivo. Es recomendable realizar movimientos circulares durante 30 o 60 segundos para que el producto se distribuya bien.
  5. Retira el exceso de secreciones y la suciedad. Finalmente, limpia el pabellón auditivo con la gasa retirando la suciedad y los restos de cerumen que salgan por el conducto auditivo. Intenta no causar molestias a tu mascota, los movimientos deben ser siempre suaves y cuidadosos.

¿Cuándo debemos limpiar sus oídos?

Bien es cierto que no hay una frecuencia recomendada para realizar la higiene ótica de tu mascota, pero puedes aprovechar para hacerlo el mismo día que lo bañes. Puedes observar de vez en cuando si las orejas de tu peludo están sucias o si se rasca con frecuencia, esto te ayudará a detectar si necesita una rutina de higiene ótica. Algunos ingredientes óptimos para la limpieza pueden ser el ácido hialurónico, la N-acetil cisteína, el gluconato de zinc, etc. Si además estas soluciones incluyen ingredientes como el agua o aceite del fruto de Citrus limón, aseguran un olor agradable enmascarando el olor producido por organismos patógenos. 

Siempre debemos realizar este procedimiento con cariño, paciencia, y por qué no con alguna recompensa, ya que puede ser un poco molesto para nuestro amiguito.

Posibles complicaciones

Si al limpiar las orejas de tu peludo sale excesiva suciedad con mucha más frecuencia de lo habitual y un olor desagradable, es posible que la mascota tenga una infección por hongos o bacterias.

La falta de higiene ótica puede provocar otitis, una inflamación del conducto auditivo externo la cual puede llegar a ser muy molesta y que debemos controlar para prevenir y para asegurar su bienestar. Para detectarlo a tiempo, podemos observar:

  • Un rascado excesivo
  • Sacudidas de cabeza
  • Ladeo
  • Mal olor
  • Cambios de comportamiento
  • Caída de la oreja

Si observamos alguno de estos síntomas debemos acudir a un veterinario para que evalúe el tipo de infección, nos proporcione un tratamiento adecuado y revise su salud ótica.

¡No te pierdas en nuestra web las soluciones óticas que podrán ayudarle con la limpieza y el cuidado de los oídos de tu mascota!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba