¿Cómo ayudar al correcto funcionamiento de las células renales de nuestra mascota?

Tiempo de lectura: 3 minutos

La función renal de nuestras mascotas puede verse afectada cuando los riñones pierden gran parte de su capacidad para depurar la sangre. Para evitar este problema, que puede llegar a ser grave, es preciso limpiar la sangre de los desechos que produce el metabolismo de nuestro amiguito. Para ello, el correcto funcionamiento de las células renales es imprescindible.

¿Por qué son importantes las células renales en mascotas?

Como hemos mencionado anteriormente, los riñones son los órganos encargados de limpiar el organismo de nuestro peludito, por eso, es importante que sus células renales actúen correctamente para un óptimo nivel de vida. Además, las células renales desempeñan numerosas funciones como encargarse de:

  • Limpiar y filtrar la sangre de todo su cuerpo, que permite que ésta regrese de forma renovada y ayude al correcto funcionamiento del cuerpo
  • Eliminar toxinas y líquido acumulado, consiguiendo nivelas los niveles de agua del organismo
  • Mantener el pH neutro de la sangre, eliminando el bicarbonato sobrante y nivelando la cantidad de fósforo, calcio, potasio y sodio
  • Regular la presión arterial
  • Mejorar la circulación sanguínea, además de estimular la producción de glóbulos rojos
  • Regular y mantener el volumen plasmático, es decir, el equilibrio entre líquidos y minerales

Síntomas que aparecen con la insuficiencia renal

Cuando las células renales de nuestra mascota no actúan correctamente, podemos detectarlo observando las siguientes señales:

  • Escasa ingesta de agua
  • Aumento o disminución de la frecuencia de la orina
  • No orinar
  • Sangre en la orina
  • Pérdida del apetito
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Mal aliento
  • Anemia
  • Caída de pelo
  • Dolor en la zona renal
  • Debilitamiento y cansancio
  • Tristeza
  • Desorientación

Causas que provocan insuficiencia renal

El origen de una insuficiencia renal es muy diverso y dependerá del tipo de insuficiencia renal que se presente.

En el caso de la insuficiencia renal crónica en perros mayores, la principal causa es la propia edad.

En el caso de la insuficiencia renal aguda, sus principales causas pueden ser:

  • Deshidratación
  • Hemorragia
  • Leishmania 
  • Ingesta de productos tóxicos
  • Obstrucción en la uretra
  • El abuso de ciertos medicamentos

¿Pueden aparecer complicaciones?

La insuficiencia renal en mascotas es una patología bastante común, pero puede suponer un peligro para la vida de nuestras mascotas si no le prestamos la atención que requiere. Hay que tener en cuenta que dichos problemas pueden aparecer en cualquier edad. Por lo general, en las razas grandes suele exteriorizarse en torno a los 8 años, mientras que en las pequeñas a partir de los 10 años.

Podemos distinguir entre dos tipos de insuficiencia renal, la aguda, que afecta rápidamente a la mascota poniendo en peligro su vida y requiere de atención rápida inmediata; o la crónica, que es irreversible y grave, pero con cuidados oportunos se logra alargar la vida de nuestro amiguito.

Tratamiento y Prevención

El tratamiento para la insuficiencia renal es largo y complejo, sin embargo, un factor importante es detectar a tiempo la enfermedad.

Los tratamientos que pueden ofrecerle los profesionales veterinarios son, tratamientos terapéuticos y/o médicos, los cuales tienen por objetivo:

  • Combatir o retardar la progresión de la lesión renal
  • Proteger al máximo el órgano para mantener la mejor calidad de vida
  • Tratamiento sintomático para controlar las complicaciones asociadas a la enfermedad

Para ayudar al correcto funcionamiento de las células renales y prevenir ciertos problemas, la alimentación de nuestras mascotas, será un factor clave a tener en cuenta, ya que, debido a la pérdida de grandes cantidades de orina, nuestras mascotas necesitarán un extra de proteínas de alto valor biológico que compensen la proteinuria. También, será muy importante controlar ciertos niveles de minerales para evitar un deterioro renal y así, acelerar el proceso.

Por lo que, deberemos prestar especial atención a la composición del pienso que le ofrezcamos a nuestra mascota para que cumpla las características anteriores. Otra solución, sería ofrecerle alimentos complementarios, ya sea en formato comprimido o bien gel, que contenga ácido fólico y vitaminas B6 y B12, para ayudar a posibles deficiencias vitamínicas; Quercetina y Polygonum rico en resveratrol, para nutrir las células renales; Potasio y ácidos grasos, como la Omega 3, que ayudarán a regular los niveles del organismo de nuestro perro y gato, y, también al riñón.

¡Te animamos a que descubras nuestra gama de productos de salud renal!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba