Colitis en gatos: síntomas y cómo ayudar a mitigarla

Habitualmente, nuestros felinos pueden sufrir problemas intestinales que afectan a su bienestar diario. La Colitis es una dolencia intestinal producida por la inflamación del colon, la penúltima parte del intestino grueso. Esta dolencia puede estar influida por la presencia de diferentes agentes externos.

Una de las causas más comunes es la aparición de parásitos en el intestino, tales como; Coccidios, Giardia o Trichomonas foetus. Estos parásitos normalmente provienen de la comida o incluso en algunos casos, de la leche materna de la progenitora, si estamos ante una cría.

Otra de las causas más corrientes es la aparición de colitis causada por agentes infecciosos, como los virus y las bacterias. Alguno de los virus y bacterias más comunes son; el Coronavirus felino, el virus de la Leucemia felina, el Rotavirus, la Salmonella o el Clostridium. Por otro lado, puede producirse también por una simple inflamación del intestino, sin necesidad de estar provocada por ningún agente externo.

Para que la Colitis no avance ni se convierta en una situación incómoda para nuestro peludo, debemos estar atentos a los posibles síntomas que nos ayuden a su detección. 

Síntomas más comunes

  • La diarrea, es el síntoma más común, se caracteriza por defecaciones muy voluptuosas y frecuentes. Normalmente las heces son de un color normal.
  • La pérdida de peso y del apetito, el malestar general que provoca la Colitis, desencadena en una pérdida notable del apetito, acompañado de una bajada de peso.
  • La irritación anal, la aparición de la diarrea y el exceso de número de defecaciones puede provocar una irritación importante en la zona anal, tanto externamente como internamente.
  • Gran número de visitas al arenero, la Colitis provoca un número excesivo de defecaciones, aun así, deja una sensación de defecación incompleta, por esa razón nuestro felino puede acudir en numerosas ocasiones al arenero.

Si identificas alguno de estos síntomas en tu felino, te aconsejamos que acudas a tu veterinario más próximo para que pueda examinar profesionalmente a tu gato y así indicarte las pautas exactas a seguir para reestablecer su bienestar general.

Si la situación lo requiere, puede que tu veterinario te recomiende un tratamiento farmacológico que puede ser a base de antibióticos, antiparasitarios orales u otros medicamentos. En muchos casos se recomienda el aporte de piensos complementarios a base de probióticos ya que son nutrientes que ayudan a regular el sistema intestinal y su flora bacteriana cuando ésta se encuentra debilitada. También es aconsejable hacer que nuestro felino siga una dieta blanda basada en arroz hervido, carne cocida sin hueso y comida húmeda de calidad durante un periodo de tiempo.

Tomar precauciones y hacer caso de todas las recomendaciones indicadas será importante para que la situación de nuestro felino no llegue a extremos.  

Esperamos que después de leer estas líneas, te haya quedado un poco más claro en qué consiste la colitis y como proceder si sospechamos que nuestro felino la presenta. Es una dolencia bastante común en nuestros gatetes, y no debemos dejar que afecte a su bienestar diario.

¡Es hora de cuidar la salud digestiva de tu felino!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba