Camadas en casa: Cómo alimentar a perros cachorros recién nacidos

Camadas en casa: Cómo alimentar a perros cachorros recién nacidos

La llegada de una camada a casa es una experiencia inolvidable, llena de aprendizaje y muy gratificante, pero también es una etapa llena de preguntas e incertidumbre.

La alimentación que ha de tener un perro recién nacido es uno de los factores que más dudas puede generarnos: ¿Qué comida puede comer un cachorro? ¿Cada cuánto tiempo lo he de alimentar? ¿Qué tipo de leche puede beber?

El primer paso y el más importante es que visites a tu veterinario para que te oriente en todo este proceso. Él o ella podrá asesorarte en la elección de la mejor alternativa de alimentación para tu camada y acompañarte a lo largo del desarrollo de los cachorros.

¿Cómo alimentar a cachorros recién nacidos en casa?

La mejor alimentación que puede recibir un cachorro durante su etapa de lactancia es la leche materna. Se conoce como calostro a la primera leche que reciben los cachorros. Al ser muy rico en anticuerpos naturales, es determinante para el desarrollo de los perritos.

Si una camada es huérfana o por cualquier razón, la madre no puede alimentar a sus cachorros, deberemos buscar la mejor alternativa para asegurar el desarrollo de los pequeños a través de una correcta alimentación que cubra todas sus necesidades:

  • El primer paso será adquirir la leche maternizada que usaremos para alimentar a nuestros cachorros. Las leches maternizadas como Lactadiet® Calostro son ideales para ofrecer a la camada una alimentación instantánea enriquecida con nutrientes como Omega 3 y calostro natural que contribuyen al desarrollo de aquellos cachorros que han nacidos huérfanos, son incapaces de succionar o tienen otros problemas relacionados con la lactancia. Además, su fórmula contribuye al desarrollo normal de los tejidos como los cerebrales y visuales, y apoya el desarrollo normal de su sistema inmunitario. ¡Factores esenciales para que nuestros cachorros crezcan sanos!
  • Elegir la tetina correcta y adaptarla a medida que el cachorro vaya creciendo será esencial para que nuestra camada succione sin problemas, reciba la cantidad de alimento que necesita en cada una de sus etapas y, además, evitemos atragantamientos. Es muy importante que los diferentes cachorros de la camada no compartan la tetina, ya que pueden transmitirse enfermedades.  
  • ¿Cómo preparo la leche maternizada? La preparación de este tipo de leches maternizadas suele ser muy sencilla, bastará con calentar agua a la temperatura que marquen las indicaciones, verterla en un biberón especial con la correspondiente proporción de leche maternizada y mezclarla hasta que quede homogénea. A medida que nuestros cachorros crezcan, la frecuencia de las tomas y la cantidad irán variando. En el caso de alimentarlos con Lactadiet® Calostro, los cachorros deberán hacer 6 tomas al día durante su primera semana de vida, mientras que a partir de su primer mes, pasarán a 3 tomas pero de mayor volumen por toma. ¡Haz de tu veterinario tu mejor aliado durante este proceso!
  • Con el objetivo de evitar la aparición de cólicos, es muy importante que el biberón no presente aire dentro de la tetina. Después de despertar a nuestro cachorro, deberemos cogerlo manteniéndolo en posición de “4 patas” y alimentarlo siguiendo el ritmo de succión que nos marque el perro.  
  • Es muy importante observar el comportamiento que tienen los cachorros cuando los alimentamos y cumplir rigurosamente las horas de las tomas. Del mismo modo, es recomendable anotar los pesos de cada miembro de la camada y que ante cualquier cambio, pérdida de peso o de apetito, acudas al veterinario para que pueda hacerle un chequeo exhaustivo a tu cachorro.

Cachorros que necesitan un aporte extra de nutrientes

Pese a que es común que nos encontremos con camadas de perros que necesiten que los alimentemos a través de leches maternizadas, también podemos topar con cachorros que presenten problemas de lactancia o reciban un aporte de leche insuficiente o pobre en nutrientes.

En estos casos, de nuevo, es muy importante acudir al veterinario para que pueda chequear tanto a los cachorros como a la mamá y asesorarte sobre la posibilidad de que los pequeños reciban una suplementación que complemente la leche materna.

El uso de una leche maternizada como Lactadiet® que suplemente la alimentación que les suministra la madre, puede ayudar al correcto desarrollo de los tejidos como los cerebrales y los visuales de los cachorros. Esta suplementación podrá usarse hasta el destete de la camada, momento en el que los perritos pasen a comer alimento sólido y afronten así una nueva etapa de su vida.

¡Te animamos a descubrir la gama de leches maternizadas de Pharmadiet Veterinaria para tus cachorros!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba