¿Alergias e intolerancias alimentarias en tu mascota? Te explicamos lo que debes saber

Tiempo de lectura: 3 minutos

Al igual que nosotros, nuestros peluditos pueden padecer problemas tras ingerir ciertos alimentos, como la aparición de alergias o intolerancias alimentarias. A rasgos generales, alergia e intolerancia pueden parecer términos iguales, pero no lo son. En este post te explicamos aquella información que debes saber sobre estas patologías tan frecuentes en mascotas y también te dejamos unos tips para ayudar a tu amiguito.

Diferencia entre alergia e intolerancia alimentaria

Como hemos dicho antes, alergia e intolerancia puede parecer lo mismo, aunque no lo son. Cierto es, que los síntomas son muy parecidos y pueden provocar confusión, pero las principales diferencias son:

  • La alergia se caracteriza por una respuesta inmunológica exagerada a un alimento o componente específico.
  • La intolerancia es una respuesta anormal del cuerpo, no inmunológica, que tiene lugar tras la ingestión de un alimento.

En ambos casos, es imprescindible acudir a un veterinario para que detecte a tiempo el problema digestivo y sea el profesional quien indique el mejor tratamiento a seguir.

Todo lo que debes saber sobre alergias alimentarias

Es importante saber identificar los síntomas en caso de alergia alimentaria a tiempo para poder actuar lo más rápido posible y poner solución al problema.

Principales síntomas

Un signo clave que nos indicará una reacción adversa a un alimento será la irritación cutánea. No obstante, también podremos observar varios síntomas, que nos indicarán que nuestra mascota puede padecer una alergia alimentaría, como, por ejemplo, trastornos gastrointestinales, diarrea crónica o gases, vómitos e incluso rascarse las orejas o frotarse la cara.

Tratamiento

Para diagnosticar que tu amiguito tiene una alergia alimentaria, es imprescindible acudir al veterinario para que pueda observar los síntomas, el historial del perro y hacerle un examen físico determinar cuál es la causa de la reacción alérgica. Para ello, el tratamiento más que más habitualmente recomiendan los veterinarios es seguir una dieta de eliminación elaborada por el profesional veterinario, que consiste en una alimentación que incluye pocos ingredientes y va introduciendo otros poco a poco hasta detectar el causante de la alergia.

Una vez se determina cuál es el alimento o componente que causa la alergia, es importante eliminarlo por completo y empezar a restablecer la flora digestiva del peludito.

Todo lo que debes saber sobre intolerancias alimentarias

La intolerancia alimentaria es una respuesta fisiológica anormal que proviene del sistema digestivo tras la ingestión de cierto alimento. En general, los síntomas son parecidos a los de la alergia, pero no producen graves problemas respiratorios ni en la piel.

Causas

Podríamos decir que una intolerancia se parece a una mala digestión o mala asimilación del alimento. Las principales causas que pueden provocar intolerancias alimentarias son:

  • Piensos de mala calidad
  • Ingerir grandes cantidades de químicos, conservantes y alérgenos
  • Seguir una mala dieta
  • Intolerancia metabólica
  • Intoxicación de sustancias como mercurio, toxinas bacterianas o tóxicos naturales
  • Aversión psicológica a algún alimento como sistema de defensa de la mascota
  • Reacciones farmacológicas
  • Síndrome del intestino permeable, también conocido como disbiosis. Es un desequilibrio entre la flora intestinal buena, baterías beneficiosas y las bacterias malas que conviven en el intestino de nuestros peludos.
Alimentos que lo provocan

Hay una gran cantidad de alimentos que pueden provocar intolerancias en nuestros amiguitos, por ello, debes conocer los alimentos que provocan la mayor parte de las intolerancias:

  • Cereales y legumbres, en especial, la soja, el trigo, el maíz, la avena…
  • La leche
  • Tomate o patatas crudas
Tratamiento

Como en el caso de las alergias alimentarias, quién detecte el mejor tratamiento a seguir será un profesional veterinario, sin embargo, la dieta de eliminación va a conseguir que el intestino del animal se relaje y deje de sobre estimularse frente a sustancias que no deberían hacerle reaccionar. También puedes optar por suplementos naturales que ayuden a su salud digestiva.

¡Te animamos a que descubras nuestra gama de productos de salud digestiva!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba